Imágenes de las sesiones de verano 2020 en Seikyuji. «Ango» significa literalmente «permancer en calma», una tradición que se remonta a la época del Buda Sakyamuni, cuando durante el verano, en la época de los monzones, se reunía con sus discípulos durante varias semanas para practicar la meditación lejos del ruído del mundo.